Cómo hacer vino casero

0
78777
bayas y uvas para hacer vino casero

Si queréis saber cómo hacer vino casero para ser los perfectos anfitriones en las reuniones con amigos y familiares, no os perdáis este post. Os enseñaremos a llenar vuestras vinotecas de botellas fabricadas por vosotros mismos.

Así que mirad el lado positivo. Si no os sale bien, siempre podréis dejarlas para hacer bonito en ese hueco de la nevera para vinos, que siempre tenemos vacío. ¿Preparados? Pues manos a la obra.

Cómo hacer vino casero: los ingredientes

La elección de la fruta es primordial. Por norma, cualquier fruta podría ser buena para fabricar vino. Pero teniendo en cuenta que somos principiantes y no queremos dejar vacías nuestras vinotecas antes de tiempo, nuestro consejo es que escojáis las uvas o las bayas.

Y si realmente quieres sentirte orgulloso de tu creación, márcate un punto recogiendo la fruta tu mismo. Antes de empezar a mezclar, lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que tenemos los ingredientes en cantidades fundamentales:

  • Tazas de fruta: 16
  • Tazas de miel: 2
  • Paquetes de levadura: 1
  • Agua filtrada
  • Tableta de metabisulfito de sodio: 1

No sufráis si os falta alguno. Confiamos en vuestro ingenio. Ya que, desde que descubrimos esta fantástica bebida, el ser humano ha sabido siempre cómo hacer vino casero de todas las maneras. Incluso antes de que existieran las vinotecas.

Los materiales para hacer vino casero

Una vez tengamos nuestra fruta lavada, tallada y sin hojas, podemos empezar a hacer vino casero. Piensa que en la fruta está el sabor. Así que todo el mimo es poco en esta parte. Puedes pelarla, pero la mejor parte es la cáscara. De modo que tendrás un vino mucho más suave si optas por esta opción. Bien, estos son los materiales que necesitas:

oferta vinotecas baratas vitempus
  • Un cántaro de vidrio de 7,5 L
  • Un garrafón de 4 L
  • Una esclusa de aire
  • Un tubo de plástico delgado
  • Botellas de vino

Pasos para hacer vino casero

Una vez tengamos localizados todos los ingredientes y materiales, empezaremos a machacar la fruta hasta que su jugo cubra unos 4 cm de la parte superior del cántaro. Seguidamente, agregar la tableta de metabisulfito de sodio para matar la levadura silvestre y las bacterias.  

Entonces, incorporamos la miel para endulzar el vino. Así que ojo con las cantidades (no  más de 2 tazas). Finalmente, añadimos la levadura. Un paso que omitiremos en caso de utilizar la salvaje y no haberla destruido con la tableta de metabisulfito, claro.

El último paso para hacer vino: añejar

Como bien sabéis, el vino necesita fermentar para poder estar en óptimas condiciones dentro de nuestras vinotecas. Durante este período, las bacterias y los insectos se convertirán en nuestros peores enemigos.

Para fermentar el vino en casa cubriremos el cántaro con una cubierta que lo permita respirar y lo dejaremos reposar toda la noche. La temperatura debe oscilar cerca de los 21°C, lo cual facilitará el crecimiento de la levadura.

No te olvides de ir revolviendo el mosto de vez en cuando durante 3 días. Así como descubrir la cubierta. Tu mimo es fundamental para conseguir una bebida deliciosa. Digna de entrar en nuestra vinoteca.

Llegados a este punto, ya podemos colar el líquido en el garrafón para quitar los residuos sólidos y liberar el gas. Ahora sí, deberemos esperar al menos un mes para poder degustar nuestra fantástica creación.

Mientras esperas, ¿por qué no decides qué nevera para vinos tendrá el placer de conservarlo? ¡Hazte con tu vinoteca ahora!  

ofertas vinotecas baratas vitempus
Compartir