Cómo se deben guardar las botellas de vino

0
120
como guardar botella de vino trucos

La buena conservación del vino es esencial para que el vino conserve todas las propiedades de una manera óptima. Hoy en día, existen vinotecas que nos ofrecen la posibilidad de guardar las botellas de vino de una forma cómoda y sin ocupar mucho espacio en nuestro hogar.
En este post te vamos a dar una serie de trucos para aprender a guardar las botellas de vino. ¡Sigue leyendo!

Recomendaciones: cómo se deben guardar las botellas de vino

Si eres un amante del vino te habrás preguntado cómo se deben guardar las botellas de vino y si lo estás haciendo de la forma correcta. Por ello, te damos unas recomendaciones a tener en cuenta:

  • Posición: las botellas deben guardarse en posición horizontal. De esta manera, el vino siempre estará en contacto con el corcho y no se secará. Asimismo, se pueden colocar ligeramente inclinadas para arriba o para abajo. En ambos casos, se tendrán que ir moviendo las botellas periódicamente para evitar que se seque el corcho o que el sedimento del vino se acumule en la parte superior.
  • Temperatura: debe estar alrededor de 13º y 16º centígrados, y ser constante. Es decir, debe ser un lugar fresco pero que no sufra cambios bruscos de temperatura. Por lo tanto, la cocina no es un buen lugar para conservar el vino porque sufre constantes cambios de temperatura, además de olores.
  • Humedad: lo idóneo es una humedad relativa que se sitúe entre la horquilla del 60% y 70%, para mantener la estabilidad del corcho.
  • Luz: la luz es enemiga del vino. Por esta razón, hay que conservarlos en un lugar oscuro y fresco para evitar la oxidación.
  • Olor: el vino se tiene que conservar en un lugar sin olores, lejos de productos de limpieza.
  • Repisas: los estantes o repisas son una buena solución para almacenar el vino correctamente.
oferta vitempus

Tiempo de conservación

Tenemos la idea de que todos los vinos mejoran con el tiempo, pero no es del todo cierto. Hay que tener en cuenta qué vinos son buenos para conservar y cuáles no. Asimismo, hay que considerar diversos factores: edad, añada, procedencia, tipo de uva, crianza, y dónde ha estado almacenada la botella.
En este caso, los vinos jóvenes deben beberse en el año que se compran. Los crianza y gran reserva durante los 5 y 15 años respectivamente. No es conveniente sobrepasar este tiempo si no se posee una vinoteca para conservar los vinos de una manera óptima.
Actualmente, existen en el mercado neveras para vino que optimizan y facilitan este proceso y con un costo asequible. ¡No lo dudes y consigue la tuya!

oferta vitempus