La acidez y el color del vino, amenazados por el cambio climático

0
311
Una mujer huele el aroma del vino

El mundo del vino mira con preocupación la evolución del calentamiento global, por sus adversos efectos en la producción y el posterior mantenimiento del vino. Y es que el aumento inexorable de las temperaturas en el planeta está afectando, concretamente, a la acidez, al color del vino e incluso a su sabor.  

¿Por qué la adquisición de una vinoteca es tan importante en un mundo en el que la temperatura media se incrementa año tras año?  

El calor repercute de forma directa en el vino

Las altas temperaturas están teniendo grandes efectos en el comportamiento de las plantas. Y si nos trasladamos al sector del vino, una de las consecuencias que trae consigo el cambio climático es el adelanto de las vendimias. Por ejemplo, este año, se ha adelantado en casi diez días. En efecto, las uvas, al igual que las demás frutas, son especialmente sensibles a la temperatura.

En este sentido, tan solo unos pocos grados de más puede hacer que los ácidos de la uva se conviertan en azúcares. Y no solo eso, sino que además eleva la graduación alcohólica.

Asimismo, el antociano, que es el pigmento que le da el color rojizo característico al vino, se ha visto reducido a causa de la subida de las temperaturas del planeta.

Otros países mediterráneos, como Portugal, Italia o Grecia también están viendo el efecto del aumento de la temperatura en la producción de sus vinos.

oferta vitempus

Ante este problema, ya se están barajando algunas soluciones. Por ejemplo, algunas bodegas, como medida preventiva, están comprando terrenos más al norte, para ir desplazando sus viñedos a zonas más frías, y así poder conservar la esencia de sus vinos.

Las vinotecas, cada vez más necesarias para conservar el vino

La subida generalizada de las temperaturas es un problema que también ha afectado a las viviendas. Los aires acondicionados han pasado de ser un lujo a una necesidad. Este fenómeno complica, a la vez, la conservación del vino en bodegas, restaurantes y hogares.

Y es que mantener una temperatura fresca y constante es un requisito imprescindible para que los vinos puedan conservar sus propiedades. Es, sin duda, condición sine qua non para que el paladar pueda degustar cada una de sus peculiares notas de su sabor.

Tanto si se posee una bodega o un restaurante, o ya sea a nivel particular, poseer una vinoteca es fundamental para que el vino preserve todas sus componentes.

Y es que las neveras para vino permiten la regulación electrónica de la temperatura y de la humedad relativa de los vinos. Y no solo eso, sino que protegen a las botellas de vino contra los rayos de luz y la radiación ultravioleta.

¿Tú también quieres que tus vinos mantengan su sabor y su esencia? ¡Échale un vistazo a nuestro catálogo de vinotecas! ¡Que el cambio climático no frene tu pasión por el vino!

oferta vitempus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.